Mac Mini (2009) + Ubuntu

Mac Mini (late 2009)

Renovarse o morir. Ese era el dilema para mi Mac Mini de finales de 2009. Aunque la unidad de DVD hacía años que había dejado de funcionar, el ordenador seguía funcionando estupendamente, sobre todo, después de sustituir su HD original por un SSD y ampliar su memoria a 8GB.

El sistema operativo actualmente instalado (Mavericks, 10.9) era demasiado viejo y Apple ya no permite que se actualice a nuevas versiones soportadas, como El Capitan (10.11). Permanecer anclado a un sistema operativo que ya no recibe actualizaciones de seguridad no era una opción en ningún caso.

Desprenderse de un buen equipo como éste, tampoco. Así que me propuse instalar Linux. El proceso consistió en los siguientes pasos:

  • la creación de un pendrive de arranque
  • Insertar el pendrive y encender el equipo manteniendo pulsada la tecla ‘opción’. Elegir la unidad EFI que se muestra en pantalla.
  • Probar e instalar Linux. En mi caso, fue Ubuntu Desktop 18.04 LTS (x64)

He de decir que todo ha funcionando a las mil maravillas desde el principio, salvo el adaptador WiFi de Broadcom que, según he podido leer, lo hace de forma intermitente. Aunque esto no era un problema para mí, ya que siempre lo he conectado a la red por cable.

Todo, incluye también el teclado inalámbrico, la Magic Touchpad de Apple y hasta el sintonizador USB Elgato, que usaba para ver la TDT (EyeTV). (Funcionando perfectamente con Kaffeine.)

Una nueva vida para un viejo ordenador.