A Luis Armand Buendía

Mucha suerte en tu nuevo cargo, Luis. Como creo que estaremos un tiempo sin vernos, te cuento algunos trucos que voy a poner en marcha para no olvidarme de ti.

  • Escoger una chapa cada día de mi caja llena de chapas tan tuyas, y ponérmela.
  • Recordar las muchas excursiones, bicifestaciones y reuniones que hemos compartido.
  • Realizar alguna de tus recetas de cocina. Muy especialmente la de un arroz a la milanesa, en el que muy sabiamente supiste aprovechar el sobrante de una barbacoa. Quiero intentar también el magnífico rabo de toro que preparaste para mi 50 cumpleaños.

(Luis comenzó a trabajar hoy como Cuidador del Universo.)

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *