Castillos del Loira en bici

Relato de nuestro recorrido cicloturista por la ruta de los castillos del Loira del 17 al 25 de agosto de 2007.

Este año lo hicimos solos, aunque compartimos varias jornadas con una joven pareja de Oviedo que conocimos en la ruta. Los billetes los compramos en Vueling.com y el paquete incluía alojamiento con habitación doble en hoteles de 2-3 estrellas, régimen de media pensión y transporte del equipaje. Lo compramos en BikeSpain.

El valle del Loira es una zona muy popular para la práctica del cicloturismo, además de contener el último río salvaje de Europa, alberga una naturaleza perfectamente preservada y un patrimonio arquitectónico de reputación internacional. Disfrutamos de varias jornadas pedaleando por carriles bici, terrenos llanos y suaves pendientes. Con lo que no tuvimos mucha suerte fue con el tiempo…

El día antes

En el desplazamiento al aeropuerto estrenamos la nueva línea de metro (recientemente inaugurada, toda una gozada el poder prescindir de los taxis). Llegamos con tiempo de sobra y el avión salió con una hora de retraso (menos mal que era un vuelo directo) . Llegamos a París sobre las 19 horas. Para salir del aeropuerto Charles de Gaulle, hay que coger el ascensor 36 y subir unas escaleras hacia la Terminal 1. Desde allí tomamos un pequeño metro que nos saca del aeropuerto y nos deja en la Terminal 3. Finalmente tomamos un tren del RER-B hasta París (8,20€). En nuestro caso hicimos transbordo en la Gare du Nord para enlazar con un metro que nos llevara cerca de nuestro hotel, enfrente de la estación de Austerlitz. Sin títuloPor la noche, con unos amigos que se encontraban también visitando París (alrededores de Notre-Dame).

Día 1: París – Mont-pres-Chambord

El viaje a Blois se desarrolla sin problemas. Tomamos el tren en Austerlitz a las 10:23 y a las 11:50 llegamos a nuestro destino. Una vez allí, desde la misma estación tuvimos la suerte de coger un autobús que salía en 15 minutos y en dirección a Mont-pres-Chambord. Era el único trayecto de la mañana y tenía parada justo a la puerta de nuestro hotel, St. Florent.  El hotel St. Florent está regentado por una pareja muy simpática: Marie y Olivier. Ella habla un poco de español, él nada. El pueblo, que parece más una pequeña urbanización atravesada por una carretera, no tiene ninguna opción para comer. O mejor dicho, hay un restaurante (justo al lado del St. Florent) que nadie aconseja: ni la guía que llevamos, ni los del hotel. En caso de no disponer de vehículo (nuestro caso), Olivier se ofrece a llevar a los clientes del hotel a cenar cada día a un sitio diferente, entre distintos restaurantes concertados en varios pueblos cercanos. Después de tomar una cervecita de bienllegados, nos entregan las bicis. Como de costumbre, nuestra impresión de las bicis de alquiler es muy buena. El resto de la jornada la pasamos dando un paseo por los alrededores y haciendo los últimos ajustes a las bicis (tuve que tensar los frenos de la de Flori, que venía prácticamente sin ellos). Cenamos bastante bien en el Bistrot D’Arian (Tour-en-Sologne).

Día 2: Chambord (48 km)

La excursión de hoy es un recorrido circular por los alrededores de Chambord, uno de los castillos más populares de Francia. Recorreremos senderos ciclistas que atraviesan bosques interminables y carreteras con escaso tráfico prácticamente llanas o con ligeras pendientes.

Tras desayunar (croissants, zumo, mermeladas, etc.) comprobamos que las peores predicciones del tiempo se iban a cumplir: el cielo está muy cubierto y el suelo mojado. Nos ponemos rápidamente en marcha, y tras recorrer unos centenares de metros, en el interior de un bosque muy frondoso que vamos atravesando, nos surge una duda sobre la dirección correcta en un cruce. Nos detenemos para mirar el mapa y nos unimos a una pareja de jóvenes que parecía hallarse en el mismo trance. Al saber que también son españoles, trabamos rápida conversación y continuamos juntos la ruta hacia Chambord.

Sin título
Tere con Begoña y Avelino, compañeros de ruta

Al poco tiempo comienza a llover y no tardamos en llegar al castillo de Chambord. Refugio de caza de Francisco I, tiene 440 habitaciones y está perdido en medio de uno de los bosques más frondosos que hemos conocido. Al finalizar la visita decidimos comer algo en una especie de bar con terraza que hay al lado del castillo. Nuestros nuevos amigos optan por seguir la ruta y comer más tarde (llevaban para hacer un pic-nic).

Sin título
En el castillo de Chambord

Después de comer nos montamos en las bicis y continuamos la ruta. No hemos recorrido apenas dos km cuando comienza a llover de nuevo. Cada vez más fuerte. Nos pilla el aguacero de pleno atravesando un pueblo en el que no conseguimos encontrar ni un hueco donde guarecernos. Al final, lo intentamos en el hueco de una ventana. El resto del camino sigue lloviendo con intermitencia. Un par de veces más tuvimos que guarecernos debajo de los árboles. Al final llegamos un poco reventados (al menos yo). La cena esta noche fue en el Bistrot Le Cuisiniere, en Blois. El restaurante y la comida genial. Especialmente un postre que hacen con chocolate caliente y jarabe de pistacho. Decidimos repetir la próxima vez. GPS/Google Earth

Día 3: Mont-pres-Chambord – Noyers-sur-Cher (47 km)

Hoy dejamos el acogedor hotel de Mont-pres-Chambord y el valle del Loira para llegar a Noyers-sur-Cher, nuestro nuevo destino. Una ruta por una región conocida como Sologne des étangs, y que ha sido lugar de caza durante siglos de los reyes de Francia y en la actualidad, del presidente del país.

La primera parada la hacemos en el castillo de Villesavin, no muy grande pero muy bien conservado, sobre todo el mobiliario, que es original y pertenece al castillo (de propiedad privada). Además del interior, visitamos un museo de bodas del s. XIX, carruajes de época,… todo muy curioso y ameno. También es interesante visitar el enorme palomar para 1500 palomas (la tenencia de palomas era un privilegio de la nobleza y el número de las mismas se consideraba como un indicador de la fortuna del dueño). Seguimos la ruta y ya va haciendo ruido el estómago. Nos hacemos la idea de comer en un pueblo por el que pasamos, el menú y el precio no están mal, pero el restaurante está cerrado precisamente hoy. Al final tendremos que nutrirnos de lo que la naturaleza nos ofrece…
Sin título

La siguiente parada fue en el castillo de Chémery, una construcción pequeña que se encontraba en obras de restauración. Continuando la ruta llegamos a nuestro destino, el hotel Le Clos du Cher, donde la cena (abundante y elaborada) y la habitación (con chimenea simulada y nombre de castillo) nos hacen sentirnos como reyes. GPS/Google Earth

Día 4: recorrido por el valle del Cher (35 km)

El recorrido de hoy es circular de unos 35 km por el valle del Cher. Lo primero que hacemos, después del desayuno, (bastante completo, por cierto: leche, café, croissants, napolitanas, huevos cocidos, fiambre, quesos,…) es buscar un supermercado y comprar algo de comida para llevar. La guía avisa de que en el recorrido de hoy no habrá demasiados sitios para comer y no nos apetece revivir las sensaciones de ayer. Optamos por hacer un pic-nic en el bosque de Brouard.

A pocos km de St. Aignan llegamos a un Zoo bastante popular en la zona. Decidimos seguir adelante y no visitar el zoo (mucho tiene que ver los 18 € que cuesta cada entrada :O ). Pronto llegamos a los alrededores del castillo Chateauvieux, ahora convertido en una casa de reposo. Sobre el mediodía ya nos encontramos atravesando el bosque de Brouard, un bosque frondosísimo y en apariencia interminable. En un claro, sentados sobre unos troncos cortados, dimos cuenta de un improvisado festín: pan, lomo embuchado, salchichón, queso, cerveza y fruta fresca. Por la tarde nos apeteció nadar en las piscinas próximas al hotel: interior y exterior, ambas climatizadas (!!). Queda claro que en Francia la electricidad debe costar poco, sobre todo, cuando se tiene que vivir cerca de tantas centrales nucleares… El día culmina con una cena tan estupenda como la del día anterior, y al finalizarla, nos dimos un garbeo por el pueblo. La vista desde el castillo es magnífica. No tardamos mucho en retiramos al nuestro. GPS/Google Earth

Día 5: Noyers-sur-Cher – Amboise (50 km)

El día no ha podido salir peor, lloviendo desde primera hora de la mañana y con el cielo totalmente cubierto, sabemos que tendremos una travesía pasada por agua. Además, no cabe renunciar a la excursión ya que debemos llegar a Amboise de todos modos. Agradecimos numerosas veces haber traído esos fantásticos impermeable de color naranja. A los pocos kms decidimos refugiarnos de la lluvia en un pequeño túnel y allí nos reunimos con los asturianos, Avelino y Begoña, embarcados en la misma desventura que nosotros. Instantáneamente acordamos hacer el trayecto juntos, en compañía -dicen- se pasan mejor las penas. El recorrido pasará por el castillo de Chenonceau, también llamado el castillo de las Damas (en honor a las ilustres féminas que lo construyeron y preservaron) y lugar de visita obligado, sobre todo, cuando los visitantes están calados como una sopa. Tras la visita al castillo, comimos un poco de pizza y un perrito caliente en uno de los puestos de la entrada y reanudamos el viaje. Seguía lloviendo y lo que más nos apetecía era darnos una ducha caliente y ponernos ropa seca, así que enfilamos los últimos 10 km de un tirón. El hotel que nos toca en Amboise es “La Breche”, sencillo pero acogedor. Cenamos y después dimos una vuelta por la ciudad de Amboise, una pequeña ciudad medieval a orillas del Loira con un encanto especial, ¿sabías que allí pasó Leonardo Da Vinci sus tres últimos años de vida?. GPS/Google Earth

Día 6: Amboise (Clos Lucé)

Hoy decidimos darle un merecido descanso a las bicis y a nuestros sufridos cuerpos y es que, para variar, el día ha salido lluvioso. Así que nos dedicamos a visitar el Clos Lucé, el castillo (más bien parece una mansión) en el que el gran maestro del Renacimiento pasó los tres últimos años de su vida, pintando y trabajando en sus mil pasiones hasta el dos de mayo de 1519, fecha de su muerte. Invitado por el rey Francisco I, y acompañado por Francesco de Melzi y por su sirviente, se trajo de Roma, a lomos de un mulo con alforjas de cuero, tres de sus telas preferidas: la Gioconda, el San Juan Bautista y la Santa Ana. El rey, que debía apreciarle mucho, le trató con honores donándole el castillo y un sueldo fijo anual de 700 escudos de oro, pidiendo solo a cambio el placer de oírle conversar, placer que, por lo visto, saboreaba casi todos los días, al mandar construir un pasadizo que unía el palacio real con el Clos Lucé y que utilizaba para escabullirse sin ser visto y pasar largas tardes de charla con su protegido. Además, financiaba y pagaba todas las obras y encargos.

Sin título

Actualmente se ha creado un gran parque con reproducciones de muchas de las máquinas ideadas por Leonardo. La visita incluye un recorrido por todas las estancias de la mansión, junto con su mobiliario original, dormitorios, estudio, salones, cocina, etc. y el paseo por el parque con todas sus invenciones construidas a escala natural, algunas de las cuales se pueden hacer funcionar. También visitamos una exposición temporal y monográfica sobre La Gioconda, con una revisión cronológica de todos los avatares del cuadro y una recopilación de todos los estudios o artículos relacionados con la obra. Comimos en uno de los restaurantes del parque unos crepes de harina de sarraceno (bastante malos, por cierto) y nos retiramos pronto al hotel a descansar. Después de la cena aún nos dio tiempo a ayudar a Avelino a reparar un pinchazo de su bici.

Día 7: Amboise – Mont-pres-Chambord (61 km)

Nos levantamos atemorizados por la perspectiva de un nuevo día lluvioso, además se trata de la última etapa del viaje y es la más larga. Sin embargo, el día sale radiante y emprendemos rápidamente la marcha. Poco a poco, nos vamos desprendiendo de los impermeables y nos quedamos en manga corta. El tiempo era tan agradable que no hemos podido resistir la tentación de parar en un pueblo y disfrutar de una cerveza en una terraza soleada.

La visita estrella del día es el castillo de Cheverny, que Hergé usó como modelo para su Moulisart en Tintín. Hemos comprado la entrada que incluye visita al castillo, jardines y recorrido en barca por los alrededores. El castillo está muy bien cuidado y perfectamente amueblado, permanece habitado en la actualidad por una familia. Llegamos a nuestro viejo hotel de Mont-pres-Chambord con la satisfacción del deber cumplido y con muchas ganas de volver a cenar en Le Bistrot Cuisinier y aunque se suele decir que segundas partes nunca fueron buenas, y en parte así fue, pudimos volver a disfrutar del mismo postre de chocolate. Lo hemos pasado muy bien en la cena, nos hemos reído mucho recordando a Olivier y sus desesperados intentos de pronunciar Ampuria Brava. GPS/Google Earth

Día 8: el regreso

Tras tomar el autobús a Blois (tiene parada enfrente del hotel), cogemos el primer tren para París. Una vez allí, de nuevo con la línea 5 del metro y el RER-B llegamos al aeropuerto. El avión de Vueling lleva un retraso de dos horas, así que hacemos tiempo visitando tiendas y leyendo. Un año más, nos reciben nuestras alucinadas gatitas, Lunix y Maggie. Hogar, dulce hogar.

25 comentarios en “Castillos del Loira en bici”

  1. Hola Juan Carlos, somos una pareja de los alrededores de Barcelona que buscando información de cicloturismo por el valle del Loira hemos visitado y leído tu página. Nos ha parecido muy interesante y hemos entrado en las paginas que indicas (bikespain.com). No teníamos muy claro que tipo de viaje hacer, pero la lectura de tu relato nos ha animado a hacer algo parecido o igual a lo que nos explicas en tu pagina. Nos surgen algunas dudas que detellamos a continuación y estaríamos encantados de que nos dieras tu opinión, muchas gracias de antemano:

    1.- Bike Spain nos da dos alternativas la tuya y el de la rutas circulares por los castillos del Loira, tu que has hecho la primera la seguirías escogiendo?
    2.- Aunque este no es el típico viaje organizado, si que tenemos un punto de partida y un punto de llegada. Sin embargo tienes margen para poder ver lo que te apetezca durante el día o los horarios son muy estrictos y te obligan a ir ” de culo”. Se puede improvisar dentro del itinerario marcado o tienes que ir con un grupo de personas ?
    3.- Tu que ya lo has hecho nos lo recomiendas?
    4.- Las visitas a los castillos están incluídas en el precio?

    Muchas gracias y saludos.

    Tamara y Francesc

  2. Hola y perdón por el retraso…
    No es importante que escojáis una u otra. Lo importante es que las rutas no sean largas y podáis ver los castillos con tranquilidad.
    Mirad los km de cada jornada, no deberían ser superiores a 40 o 50 (si es posible), eso os garantizará que no vayáis estresados todo el día. El itinerario es libre: te juntas con quien quieras. Nosotros hicimos migas con una pareja de asturianos muy simpática 😉
    El precio de las entradas de los castillos no está incluido.
    Un saludo.

  3. Hola Juan Carlos, soy Pepa, de Málaga. He de decirte que me parece genial como has relatado tu excursión, con los detalles necesarios para hacerse una clara idea de lo que ha sido y además esos mapas…, una pasada.
    Te quería preguntar si crees que una persona como yo, que no cojo habitualmente la bici, sólo para recorridos sin dificultad, llanos y de pocos kilómetros, tendría muchas dificultades para un viaje así.
    Te agradezco tu dedicación.
    Un saludo desde Málaga.
    PEPA

  4. Hola pareja! somos una pareja de un pueblo catalan, cerca de vic i me gustaria saber si hay algun problema para hacer la ruta en bici de carretera! nos gustaria hacerla, aunque a mi me frena el tiempo! el año pasado hicimos la vall d,aran i pase fatal por, lluvia i frio! Gracias. Ah! me llamo Monica! i tanto mi pareja como a mi nos encanta la bici! tambien tenemos tandem de carretera i quizas lo hariamos en tandem! Gracias!

  5. Hola! Somos Cristina y Javier, de Madrid. Acabamos de volver de Francia de hacer el mismo viaje que ya hicistéis vosotros. Antes de ir, encontramos este blog y pudimos descargarnos las rutas en el GPS. Nos fueron de mucha ayuda cuando dudábamos con la guía, así que: ¡MUCHAS GRACIAS! A nosotros nos ha hecho un sol de justicia, quizá demasiado calor para la bici, pero claro, siempre mejor que la lluvia, ji, ji… Un saludo.

  6. Buenas, nosotros hicimos en el verano de 2009 el Valle del Loira desde Orléans a Saint-Brévin (es decir, hasta la desembocadura). 660 km en 9 días, haciendo algunas escapadas para visitar castillos (Chambord, Cheverny). Merece mucho la pena, más que nada porque una vez que se pasa la ciudad de Tours hay menos turistas. La ruta está perfectamente señalizada (salvo en el tramo final, desde Nantes hasta el mar, donde hay desvíos por obras y demás) y no tiene ninguna dificultad. Lo hicimos con nuestras propias bicis. El TGV no admite bicis, pero los trenes regionales sí, con lo que es posible desplazarse con ella para llegar a Orleans y Saint-Nazaire, que son los extremos de la ruta. Es una ruta muy recomendable y grata!

  7. Hola! Somos Joana y Roger. Queremos hacer esta ruta en bici pero con un niño pequeño. Sabéis si se puede hacer la ruta con una “carretilla” para niños? O está prohibido?
    Gracias!
    Joana

  8. Hola soy Carlos de madrid y querría preguntarte como ves para poder hacer la ruta con perros, hay carritos de alquiler?

    Muchas gracias y enhorabuena por el blog

  9. Hola, meha parecido interesante esta pagina, nosotros queremos hacer la ruta en bici por los castillos precisamentre de Orleans a saint Nazaire, he visto que Daniel hizo esa ruta. Tenemos varias dudas, sobre todo si llevar nuestras bicis (la mia es montan bike normalita) o alquilarnos alli unas mejores.
    En principio queremos cojer un tren nocturno de Madrid a orleans, donde si admiten bicis y a partir de ahi empezar la ruta.
    …Y para dormir..no he encontrado apenas camping, que era nuestra idea,sabeis algo al respecto. como andan de precio los hostales/hoteles.. me podeis recomendar algo??
    muchas gracias

  10. Hola, alucinante el viaje!!!, somos un grupo de amigos q queremos hacer el viaje pero en patines., quería preguntaros vosotros q lo conoceis, como están los carriles bici para hacerlo en ese medio., tenemos pensado en hacerlo en el mes de Junio., sino lo haremos en bici., muchas gracias.,

  11. Saludos.Una zona preciosa, sin duda. Yo recomendaría no perderse otros dos castillos que no llegasteis a ver, como son Ussé (el castillo que inspiró La bella durmiente, ahí es nada) y Villandry (con unos jardines espectaculares,con cuadros fabulosos de la escuela española…de hecho el propietario fue un rico médico español).

  12. Hola, estas vacaciones queremos hacer la ruta de los castillos del Loira en Bicicleta, me podrías indicar si es apta para niños de 9 a 11 años. Y también quisiera saber donde puedo conseguir planos del recorrido. Gracias

  13. Hola! Tenemos pensado hacer la ruta el proximo Junio con los crios y unos amigos, pero nuestro presupuesto es mas bien escaso. Sabeis si es posible acampar o vivaquear por el camino? Muchas gracias

  14. Hola !! mu intereante tu mapa de ruta, tenemos pensado hacer algo del recorrido pero como contamos con solo tres dias pensamos quedarnos en Blois. ¿Te parece que podremos visitar un par de castillos desde alli en ese tiempo? Desde ya te agradezco por tu respuesta.Vilma

  15. hola queremos hacer la ruta de los castillos de loyra en bici.Nos gustaria saber donde podemos conseguir mapas de las rutas ,con alojamientos(camping) .Nuestra idea es ir en tren desde tarragona ¿es posible llevar las bicis en el tren?. Seremos 4 adultos y 4 niños.

  16. Saludos.

    Muchas gracias por compartir vuestra experiencia. Sin duda va a sernos de mucha ayuda. Quería también preguntaros un par de cosas.

    Somos un grupo de unas 14 personas. Queremos pasar unos días en en Francia (segunda quincena de julio) y esto incluye una ruta desde Orleans hasta Tours. Nuestra idea es hacer una ruta en bici en 6 etapas. Mi duda es si es mejor hacer esto, o bien, buscar un lugar que nos sirva de base de operaciones y luego realizar las visitas que queramos hacer.

    La segunda opción simplifica la logística, pero lo de ir cambiando día a día de lugar, e ir viendo por el camino lo que nos encontráramos, nos parecía más entretenido. ¿Puedes darme consejo?

    Otra pregunta, si no es mucho molestar: ¿Cómo hago para alquilar las bicis? ¿Debo hacerlo con antelación?

    Os agradezco de antemano vuestra ayuda.

  17. Hola Pedro, la opción de ir cambiando de alojamiento siempre es más atractiva que la de regresar al mismo lugar cada día, por lo menos para nosotros. Muchas veces existe la posibilidad de contratar que os lleven el equipaje de un sitio al siguiente, con lo que sólo os tenéis que preocupar de pedalear.
    Las bicis solemos alquilarlas en el comienzo del circuito. Podéis mirarlo por internet o preguntar en el primer alojamiento ¡Suerte!

  18. Bon dia, som en Dani i la Raquel de Tarragona.
    Acabamos de llegar despues de 7 dias de pedaleo y una jornada de caiac.
    Fuimos hasta Orleans en coche, lo aparcamos en el camping municipal en regimen de “garage mort”,12€ una semana, e iniciamos la ruta hasta Nantes, una vez alli volvimos en el Tren-Velo; 3 horas de viaje, 45€ por persona y bici.
    Hemos utilizado como guia el libro “Castillos del Loira” de la editorial Petirrojo;hemos adaptado las diferentes variantes a nuestro gusto, de ésta manera no nos ha hecho falta llevarnos el Garmin.
    La ruta se sigue bastante fácil y está muy preparada para cicloturismo, tanto en zonas para aparcar bicis y zonas de picnic.
    Hemos ido en la 2ª quinzena de julio y el tiempo es como en galicia;ahora nublado, ahora lluvia, ahora sol , el chubasquero es imprecindible.
    Os animamos a todos ha pedalearla.

    Salut i Pedals !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.