Derechos básicos y Administración Electrónica

Justicia

Es absolutamente inaceptable e inconcebible en un país democrático que para que un ciudadano pueda ejercer derechos y obligaciones sea obligado por su administración a ser cliente de empresa alguna concreta. Recíprocamente, tampoco es aceptable ni económicamente justificable que una Administración Pública esté obligada a adquirir una marca concreta para atender a los ciudadanos. Para cumplir ambas condiciones con neutralidad se necesitan formatos y protocolos que así lo permitan, y esos sólo son los denominados estándares abiertos.

(Texto extraído del comunicado de prensa suscrito por las asociaciones más representativas del mundo digital español)

Hace poco fue noticia la reciente aprobación por el Congreso de unas enmiendas a la LAECAP (Ley de Administración Electrónica) que prácticamente garantizaban los derechos de los ciudadanos para comunicarse con la Admón. utilizando estándares abiertos como OpenOffice o Firefox.

Pues bien, la Comisión del Senado, controlada básicamente por un reducido número de senadores del PP y PNV, ha viciado de tal manera el borrador de Ley que salió del Congreso, que respalda ciegamente los intereses exclusivos de una multinacional dominante, en vez de los derechos básicos de los ciudadanos (Art. 14 de la Constitución). El próximo jueves, 7 de junio, la LAECAP se votará en el Senado.

Con esa redacción de la Ley, se acaba el libre mercado en España para los competidores del operador dominante. Se acaba usar software libre y Mac OS para ejercer nuestros derechos ante las Administración Pública. Se acabaron Firefox y OpenOffice (y Lotus Notes entre otros) para temas oficiales. Esa redacción supone probablemente el mayo “pelotazo” que se haya producido en España en democracia. Y ese pelotazo lo pagaremos todos a prácticamente sólo una empresa. ¿Ya sabes cual?

AMPLIACIÓN (14-6-2007)

La Ley de Administración Electrónica (LAECSC) ha sido aprobada esta tarde en el Congreso de los Diputados. Se han conseguido algunos logros incluso históricos, como la definición de estándar abierto por ley y la no discriminación de la ciudadanía por razones tecnológicas, pero también ha dejado muchos otros derechos en el tintero que se detallan en la nota de prensa conjunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.