Cómo Windows XP despilfarró $25 millones en energía

Windows XP

Microsoft, en plena campaña de promoción de su último sistema operativo (Windows Vista), ha destacado las características de ahorro de energía del nuevo sistema operativo, afirmando que puede llegar a ahorrar a sus usuarios entre 50 y 75 dólares, por ordenador y año, en consumo de electricidad. La cuestión es: ¿qué maravillas habrá en el nuevo código que consigan esto? La respuesta: simplemente han rectificado tres errores estúpidos que han costado al mundo billones de dólares y la emisión millones de toneladas de CO2 en los últimos 5 años.

El primer error de Microsoft es no haber priorizado nunca las opciones de ahorro de energía en sus especificaciones. Para que XP corriera decentemente, con todos sus adornos y fanfarrias, los ordenadores de sobremesa tenían que funcionar en modo de alto rendimiento (high-performance), así que éste fue el modo por defecto. Los usuarios no suponían que esto tendría consecuencias en un mayor consumo de energía.

El segundo error es un defecto en el modo de hibernación («sleep»), una idea excelente, especialmente para los portátiles. Estudios realizados sobre Windows 95 y Windows 98, demostraron que la mayoría de usuarios evitaba apagar los ordenadores debido a los largos tiempos de arranque del sistema. El modo hibernación contribuiría a evitar esto. Sin embargo, Windows XP permite al resto de programas pasar por alto esta función de hibernación. Y así, si tienes un antivirus ejecutándose en segundo plano, éste impide que el ordenador se suspenda. Este defecto es también causa principal de incontables fallos en las baterías de los portátiles y de que los usuarios hayan optado por evitar el uso del modo «sleep».

El tercer error es de tipo administrativo. Los administradores de sistemas no lo tienen nada fácil para controlar las funciones de ahorro de energía de todas sus máquinas, a veces esparcidos en redes que abarcan todo un país. Por esta razón terminan delegando estas funciones en los usuarios. El resultado: millones de ordenadores, incluso monitores, llegan a permanecer encendidos las 24 horas del día, a veces incluso durante los fines de semana.

Windows Vista ha acometido la resolución de esos tres problemas ahorrando al mundo ingentes cantidades de dinero y de energía. Exactamente el mismo dinero y energía que se ha despilfarrado en los últimos 5 años.

Un reciente artículo publicado en el blog Foreign Policy calculó (de forma general) que las funciones de ahorro del Vista podrían suponer un ahorro mundial de $5000 millones al año y evitar la emisión de 45 millones de toneladas de CO2. Si esto es cierto, el no haber incluido las funciones de ahorro de energía hace 5 años en el Windows XP, o en cualquiera de los service packs que le siguieron, ha costado al mundo $25 millones y la emisión de 225 millones de toneladas de CO2.

Nos alegra que estos cambios se hayan hecho hoy, pero habría estado mejor hacerlo hace 5 años.

Vía :: Treehugger

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Es escandaloso. Es intolerable. Y además, nos tratan como imbéciles. O mejor, como consumidores que es lo que siempre han hecho empresas como Micro$oft. Porque si no tienes las libertades básicas:

    * La “libertad” para ejecutar el programa con cualquier propósito (llamada “libertad 0″).
    * La “libertad” para estudiar y modificar el programa (”libertad 1″).
    * La “libertad” de copiar el programa de manera que puedas ayudar a tu vecino (”libertad 2″).
    * La “libertad” de mejorar el programa, y hacer públicas tus mejoras, de forma que se beneficie toda la comunidad (”libertad 3″).
    No eres más que un simple consumidor al que van a explotar y mentir sin ningún tipo de vergüenza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.