Openoficinas

internet
Hoy, mariano me ha enviado una hoja de cálculo compartida de Google. He entrado y me he topado de frente con este eslogan: Imagina una hoja de cálculo siempre actualizada, incluso por otras personas a la vez, en la Red. He podido comprobar que, al menos en apariencia, es muy atractiva y rápidamente le he contestado: «tiene muy buena pinta, como todo lo que hace Google…». Pero luego, comiendo, he reflexionado sobre los distintos modelos de oficinas que se encuentran conviviendo ahora mismo.

Por un lado tenemos la Oficina Clásica, que podríamos denominar sin pudor Oficina Microsoft. Una empresa, de cualquier dimensión, pública o privada, que tenga esta oficina se encuentra con dos inconvenientes: la oficina es cara (las licencias no son precisamente gratuitas) y no es segura (no tienes ningún control sobre el software).

Ahora asistimos al despliegue de la Oficina Internet, o casi podríamos decir Oficina Google. Una empresa, de cualquier dimensión, publica o privada, que tenga Internet, puede ver satisfechas sus necesidades ofimáticas y de organización: correo eléctronico y agendas, procesadores de texto, gestión de calendarios, hojas de cálculo, teléfono y videoconferencia

Todo ello gratuito y libre de mantenimiento: no hacen falta servidores, solo un dispositivo adecuado (un PC, una agenda personal…) y una conexión a la Red. Aunque todavía hay un inconveniente: no es segura (no tienes ningún control sobre el software). Además, si mañana Google apagara sus máquinas…

Veo otro tipo de oficina, la Openoficina (como la acabo de bautizar) que tiene las ventajas de las otras dos y ninguno de sus inconvenientes: no requieren el pago de licencias y son seguras (se dispone del código fuente).
La Openoficina estaría compuesta por un conjunto de herramientas construidas respetando los estándares abiertos (por ejemplo, OpenDocument, recientemente reconocido como ISO 26300), implementadas a través de software libre (por ejemplo, OpenOffice.org 2.0) y que también sirven para aplanar el mundo

Dinamarca ya ha elegido la Openoficina ¿Cual eliges tú?

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Soberbio alumbramiento…»la OpenOficina». Pero tenemos que buscar la cuadratura del círculo. La OpenOficina tiene que nacer y ser productiva en la red… tiene que ser web 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.